Regresar | Predicas sobre El Caracter Cristiano | AGREGAR PREDICACION

La prosperidad del alma

Predicas de
Texto Biblico | 3 Juan 1: 1-2


Las creencias tradicionales nos han llevado a considerar la prosperidad como algo antibíblico. Sin embargo, inspirado por el Espíritu Santo, Juan dice que su deseo es que prosperemos y tengamos salud. Si la prosperidad fuera algo antibíblico, ¿por qué Él desea que prosperemos? El dinero no es la raíz de todos los males. El amor al dinero es la raíz de todos los males (1Timoteo 6: 10), y existen personas cometiendo este pecado, sin poseer ni un peso. Ahora, debemos entender que la prosperidad abarca mucho más que las finanzas.

Cuando Juan dijo que deseaba que prosperemos y tengamos salud, añadió “así como prospera tu alma”. El hombre es espíritu: tiene un alma que consiste de la mente, la voluntad y los sentimientos y, además, el hombre habita en un cuerpo. Por lo tanto, existen la prosperidad espiritual, la mental y la física. Para prosperar espiritualmente, debemos nacer de nuevo.

Cuando recibimos a Jesús como nuestro Señor y Salvador, nuestro espíritu nace de nuevo y se restablece la comunión con Dios. Eso nos coloca en posición de recibir de Él todo que lo su Palabra promete. Para que nuestra alma prospere, debemos ser capaces de controlar la mente, la voluntad y los sentimientos. El acumular mucho conocimiento no significa que la mente esté prosperando. La prosperidad mental ocurre cuando utilizamos la información que hemos adquirido; cuando controlamos la mente en lugar de ella a nosotros (2Corintios 10: 5).

La persona que hace esto tiene control de su mente y está en posición de prosperar mentalmente. Si la Palabra de Dios no vive y opera en nosotros, no tendrá el dominio completo de su mente. De la misma forma es como debemos controlar la voluntad y los sentimientos. De esta prosperidad fue la que se preocupó principalmente Gayo y la que traería como consecuencia la prosperidad material para su vida. ¿Qué cosas hicieron prosperar el alma de Gayo y lo llevaron a prosperar en todas las cosas?

1. Caminar en la verdad de la Palabra. 3Juan 1: 3-4. La prosperidad del alma de Gayo fue determinada por su determinación y constancia en vivir según La Palabra. Esto no solamente es vivir bajo preceptos y normas, sino permitir que ella nos confronte con nuestra realidad de vida y pueda ser un conductor de nuestro espíritu en conexión con el Espíritu Santo y no que el alma se funda con nuestro espíritu y algunos actos almáticos se confundan con verdaderos actos espirituales. Hebreos 4: 12; Santiago 1: 21. No solamente debemos oír La palabra sino también, permitir que se internalice, meditando en ella. Josué 1: 8; Santiago 1: 22-23.

2. Someterse a su autoridad espiritual y presentarse ante ella cara a cara. 3Juan 1: 13-14. Otra de las cosas que permitió el crecimiento y la prosperidad del alma de Gayo fue someterse a loa autoridad del apóstol Juan el cual lo miraba como su hijo espiritual (3Juan 1: 4). Juan le escribió esta carta pero él debía de tratar otros asuntos con Gayo personalmente. Toda verdadera autoridad tendrá como objetivo tratar con la formación de nuestra vida espiritual y aun natural y particularmente con nuestra alma que impide nuestro avance. No es de extrañarnos que en la formación por parte de nuestra autoridad espiritual seamos confrontados en nuestros pensamientos, deseos y emociones y choquemos con todo esto. Para que esto sea efectivo debemos mostrarnos tal y como somos y dar la cara ante nuestra autoridad. Aun el alma de nuestra autoridad brega con la nuestra; pero debemos estar unidos a nuestra autoridad en el espíritu y no en el alma. 2Reyes 2: 6; 1Samuel 18: 1.

3. Su fidelidad en la relación y servicio con sus hermanos en la fe, conocidos y no conocidos. 3Juan 1: 5-6. Gayo entendió que el relacionarse con sus hermanos y servirles traerían crecimiento y prosperidad a su alma. Para que esto sea una realidad en la vida de cualquier persona tiene que desprenderse de algo fuertemente arraigado en el alma y es el YO. El testimonio que tus hermanos tengan de ti determinará que tanto ha prosperado tu alma (3Juan 1: 3). No es un secreto también que el alma o personalidad de algunos hermanos choca con nosotros pero esto es importantísimo para que nuestra alma se edifique y crezca en lo que Gayo creció EL AMOR. Colosenses 3: 13-14; Efesios 4: 1-3. Gálatas 6: 10.

4. Su servicio desinteresado. sin importar su relevancia, puestos y honores ante los hombres sino ante Dios. 3Juan 1: 9-12 A nuestra alma le gusta los reconocimientos y en nuestro servicio a Dios esto no se escapa. Gayo aprendió a servir sin esperar reconocimientos a cambio. Caso contrario a un líder prominente de la iglesia llamado Diótrefes que gustaba del reconocimiento sin importar como alcanzarlo aun sin tener en cuenta u opacando a otros. Interesante que el deseo de figurar de Diótrefes trajo rechazo de la Iglesia pero el servicio desinteresado de Gayo a Dios trajo buen testimonio ante la iglesia. Filipenses 2: 3; Colosenses 3: 23.

Autor: Juan Carlos Mosquera Barona
Iglesia: Iglesia de Avivamiento Mundial Maranatha Cali
Publicado el
Email:jcmosquerabarona@gmail.com
Pagina de Facebook: http://www.facebook.com/jcmosquerabarona

Enlace a este Artículo:





Nuevo Directorio de Iglesias y Ministerios Cristianos
Registrar Mi Iglesia



PREDICAS Y SERMONES SOBRE:

AGREGAR PREDICA O SERMON